¿TE ACUERDAS DE PABLO MORALES?

Agustín Artiles Grijalba – Champi-

PabloMorales2

Todos los deportistas han padecido en alguna ocasión la derrota, actúa como un  virus que se apodera de ti y te hace vulnerable. La ira, desesperación, la apatía, son algunos de sus síntomas, contener y reducir sus efectos debe ser prioritario en nuestra preparación.

El protagonista de este relato fue uno de los nadadores más importantes y reconocidos de la historia de nuestro deporte y durante años tuvo como gran objetivo lograr la medalla de oro individual olímpica, reto que por una u otra razón se le resistía.

Dotado de una técnica envidiable, que compensaba su falta de estatura, Pablo Morales fue durante años ídolo de la natación norteamericana. Estudioso y solidario como pocos tuvo en Michael Gross a su mayor rival.

En los juegos Olímpicos de Los Ángeles no pudo conseguir por tan solo 15 centésimas el ansiado oro, sin duda su asignatura pendiente. El Albatros en 100 mariposa y Alex Bauman en 200 estilos le privaron del tal privilegio. Aun así logró subir a lo más alto del pódium y se alzó con el título olímpico del relevo 4×100 estilos, junto a sus compatriotas Rick Carey, Steve Lundquist y Rowdy Gaines.

Después de unos años dedicados al estudio, el Recordman Mundial y Campeón del mundo en Madrid 86 se graduó al año siguiente en Filología Inglesa y recibió el premio de Stamford que distingue a sus mejores estudiantes.

En 1988 sufrió un nuevo revés y no logró la clasificación para los Juegos de Seúl, sin duda una nueva decepción en su palmarés. Lejos de rendirse regresó de nuevo a los entrenamientos y el destino le concedió una nueva oportunidad en las pruebas de selección estadounidenses de 1991.

En Indianápolis Logró la 8ª mejor marca mundial y obtuvo el billete para Barcelona. La piscina Picornell se convirtió en el escenario perfecto, Morales regresó para hacer realidad su sueño, conseguir el máximo galardón, la medalla de oro que un día le arrebató Michael Gross.

Estoy convencido que la derrota esconde otra cara, la del éxito. Solo ganaremos si somos capaces de asimilar que hemos sido vencidos. Pablo Morales, es un ejemplo más de superación. Como otros muchos campeones, lo tuvo muy claro, cejó en su empeño y luchó hasta conseguirlo.

Imágen

http://www.notinat.com.es/VerNoticia.asp?id=1812

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s