REFLEXIONES QUE DUELEN

Agustín Artiles Grijalba –Champi-

swimming_touchpad_960x720_large_ (1) - copia

  • Me duele que en ocasiones en nuestro deporte seamos tan osados y exquisitos, e ignoremos y desaprovechemos el talento que nos rodea.

  • Me duele que nos cueste apreciar como merece el compromiso y empeño de unos nadador@s que eligieron disfrutar su juventud entre corcheras, por el inocente y descabellado placer de ser mejores, superar sus registros, o simplemente alcanzar las metas con las que siempre soñaron
  • Me duele dejar escapar diamantes, o que no seamos lo suficientemente hábiles para motivar a deportistas increíbles que mientras nadaron lo dieron todo por nuestro deporte.
  • Me duelen los motivos por los que sucede, que se trate tan solo por razones técnicas, cuestión de edad, o básicamente por no prestarles la atención y el apoyo deportivo o económico, cuando más lo necesitaron para alcanzar sus metas.
  • Me duele que en determinados casos seamos propensos a exigir más de lo que damos, a criticar en vez de ensalzar, a despreciar más que respetar y a destruir más que construir.
  • Me duelen los comentarios dañinos e injustificados, los tuyos los míos y los de una sociedad que castiga sin pudor cualquier fallo cuando vienen mal dadas, que no se reprime en ensalzar de manera desmedida los éxitos y las virtudes deportivas de unos atletas destacados, pero que no es capaz de ponerse a su lado cuando los resultados no acompañan
  • Me duele que nuestra memoria sea tan frágil y no alcance a recordar aquellos instantes de magia que todos celebramos y no dudamos en atribuirnos como propios, cuando algunos de nuestros chic@s vistieron sus retos de fiesta y lograron proezas inimaginables, que parecían en principio alejadas de nuestra perspectiva
  • Me duele que en determinadas circunstancias ciertos medios de comunicación, o nosotros mismos, desprestigiamos con nuestras palabras toda una trayectoria deportiva labrada con actitud y perseverancia, tan solo por un mal resultado o una floja campaña, sin tener en cuenta las posibles razones que lo provocaron y animando de esta manera a la retirada.
  • Me duele asimilar el abandono de campeón@s que fueron buques insignia de nuestro deporte, que renuncian por falta de estímulos o porque no son, o fueron capaces de encontrar motivos sólidos e ilusionantes para continuar haciendo lo que mejor saben, Nadar y que poseen en su interior mucha calidad que aportar y dejan un vacío muy difícil de vestir.
  • Me duele que estén tan cerca de nosotros, que podamos sentirlos y aun así pasen desapercibidos por nuestras exigencias y prioridades, esperando el menor de los resquicios para regresar a la piscina y demostrar el valor que atesoran.
  • Me duele que se sientan decepcionados porque esperaban más de nosotros y cuando fue imperioso no alcanzamos la altura de tanto entusiasmo o semejante tristeza, e incapaces de concretar fórmulas para que no sucediera.
  • Me duele desaprovechar la oportunidad ideal de ser diferentes y defender a los nuestros bajo cualquier circunstancia. Acometer decisiones valientes en favor de nuestros intereses y los de ellos, tan solo por falta de flexibilidad y confianza, dejadez y ausencia de empatía.
  • Me duele contemplar como algunos de nuestros mejores nadador@s y técnic@s tienen que hacer las maletas y marchar a otros países en busca de la oportunidad que en el nuestro no encuentran y conquistar más fácilmente algunos de aquellos derechos elementales que en mi opinión nunca debieron faltarles, educación, compromiso y excelencia

Pero lo que más me duele y me enoja es ser partícipe de todo lo descrito, que seamos conscientes y cómplices de todo ello y aun así no pongamos todo de nuestra parte en buscar y encontrar soluciones

 Imágen

https://www.omegawatches.com/es/planet-omega/sport/our-sports/swimming/

Anuncios

5 respuestas a “REFLEXIONES QUE DUELEN

  1. Lo que yo me pregunto es que se puede hacer. He sido extremadamente beligerante cuando han dañado a alguno de los míos por accion u omisión, y de poco sirve dejar claro como funciomam las cosas y como se comportan los respomsables con los deportistas.

    La pregunta es ¿QUE PODEMOS HACER? si hay una acción y direccion clara yo mismo me pondré delante.

    Le gusta a 1 persona

    • Mientras todos los estamentos no seamos capaces de hacer autocrítica y nos pongamos de verdad en la piel de los nadadores. Hasta que no consigamos empatizar con ellos como es necesario y no valoremos como merece su dedicación y sacrificio, las horas de trabajo que necesitan para llevar a cabo sus objetivos durante años, sus inquietudes y problemáticas. Si se sigue infravalorando el trabajo de los técnicos, no esté bien visto y se tenga la sensación de que cualquiera es capaz de realizar nuestro trabajo, todo será más difícil.
      Cualquier reto será más factible cuando nos lo planteamos de verdad y cuando se busquen y obtengan apoyo económico, institucional.
      Si nos quejamos por todo, criticamos la labor de nuestros compañeros, no aportamos iniciativas, evitamos invertir en profesionales cualificados seguiremos teniendo el mismo problema, e incluso más agudizado, estaremos en el mismo sitio y seguiremos sin tener lo que queremos.
      Todas estas reflexiones pueden o no ser compartidas. Seguramente estaré equivocado en algunas de ellas, o simplemente mi forma de pensar y actuar no sea la más lógica y adecuada y diferente a la de muchos. Incluso no habré enumerado infinidad de razones que influyen, pero lo que si tengo claro es que tenemos asuntos por resolver, retos que merecen todo nuestro respeto y lo que es más importante, una oportunidad de poner sobre la mesa nuestras inquietudes, sacar conclusiones y trabajar por reconducirlas.

      Gracias por tu interés

      Agustín Artiles -Champi-

      Me gusta

  2. La sociedad actual está totalmente carente de una virtud llamada humildad. Yo la aprendí en mi infancia hace ya bastantes años. Así hoy en día nos encontramos con personal superdotado, en cualquier faceta profesional de la vida, incluída la deportiva, por supuesto. Prácticamente nadie acepta consejos, mucho menos sugerencias. Lo único aceptado y por obligación son órdenes. Incluído el deporte, por supuesto. Comencé a practicarlo con cinco o seis años, ha pasado más de medio siglo, y sigo haciéndolo. Digo yo que algo habré aprendido. Pues no. Parece ser que si no se posee un título, el cual realmente no estoy convencida de que acredite nada, no se puede ni se debe opinar. Si se osa hacerlo, se está mal visto. “Tu padre/madre no es el profesional” y frases similares tienen que escuchar muchos menores cuando alguien trata de opinar sobre aspectos evidentes, para los que no se requiere serlo. Mis estudios y mi actividad laboral siempre fueron de mano de la economía. Y hete aquí que fueron “grandes profesionales” de las finanzas los que condujeron al mundo a la mayor crisis económica vivida a lo largo de los siglos. No los que ejercemos esta profesión desde la base. En todas las actividades existe el llamado intrusismo. Quién no sabe algo de medicina, de fontanería, de mecánica, y voy mucho más allá: ¿quién no sabe de política? ¿Acaso para opinar de política ha sido necesario que la ciudadanía se haya licenciado en ciencias políticas? Y no será porque los resultados en múltiples ocasiones de quienes acceden a estos grandiosos puestos, les avalen. Incluso ni los de aquellos que alcanzan la máxima jerarquía como es una presidencia de gobierno. ¿Tan infalibles son los entrenadores y dirigentes deportivos que en sus decisiones no entra como opción el error? De ser así, nadie cambiaría de entrenador, ni de club, ni … Carezco de estadísticas certeras, pero la vida real se encarga de demostrar día a día que en muchos más casos de los deseados un cambio de entrenador, de club, de directivos, de pautas de comportamientos, etc., ha mejorado el rendimiento de un deportista. Sería que algo se estaba haciendo mal, no? Pero resulta muy difícil que se reconozca. Se recurrirá a las disculpas y se seguirá sin aceptar ni la más mínima sugerencia, porque la sociedad actual carece de algo tan simple como es la humildad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s