¡VERGÜENZA!

Agustín Artiles Grijalba –Champi-

Hoy nos hemos despertado con imágenes de una batalla campal entre padres en un partido de futbol que he de reconocer que me han impactado, dolido y de alguna manera me obligan a recapacitar y preguntarme que estamos haciendo mal, como en pleno siglo XXI se producen escenas semejantes y por qué en ocasiones no somos capaces de darnos cuenta de lo privilegiados que somos y deberíamos sentirnos si nuestros chicos y chicas realizan la actividad deportiva que más les gusta, aunque tan solo fuese  por adquirir algunos de esos valores que tanto apreciamos y buscamos a nuestro alrededor  y cuando los tenemos al alcance nuestros dedos los desechamos incomprensiblemente.

En esta ocasión el pretexto es un partido de futbol, pero no nos equivoquemos, la violencia en el deporte de una minoría, no es patrimonio de todos los padres, ni tampoco de este deporte. Es una cuestión de todos, que por desgracia está a menudo presente en nuestra actividad cotidiana a través de gestos, insultos, menosprecios, acoso escolar y críticas despiadadas sin fundamento alguno.

 

Ser un buen deportista no implica necesariamente ser el mejor, significa compromiso, constancia y entusiasmo, aptitudes en decadencia y que al deporte califican y otra serie de virtudes que ya en otras ocasiones he mencionado y que por la importancia del momento me atrevo a sugerir de nuevo.

  • El deporte es educación, solidaridad, tolerancia, maduración y fomento del respeto hacia los oponentes y compañeros
  • El deporte es a autoestima, confianza en uno mismo y en tus posibilidades.
  • El deporte es ganar y celebrar. Perder y levantarse
  • El deporte es fijar metas, creer que son posibles, e insistir hasta conseguirlas
  • El deporte es trabajo, esfuerzo y convivencia.
  • El deporte es autonomía, control emocional y fortaleza mental
  • El deporte es nobleza, fidelidad y compostura
  • El deporte es disciplina y rigurosidad con los horarios de entrenamiento
  • El deporte es auto exigencia y compromiso con las normas de conducta
  • El deporte es interés por los estudios y los resultados académicos
  • El deporte es salud y sociabilidad. Bienestar físico y mental
  • El deporte es superación, entereza en las derrotas, subsanar errores y evitar buscar excusas cuando pierdes.

El deporte lo que no nunca debe ser es una excusa para sacar a pasear nuestra frustración e insolencia y mucho menos  una situación para maquillar nuestra ira, desencanto y desvergüenza.

Los profesores, educadores, entrenadores, árbitros, adversarios y por supuesto el hijo del vecino, no son los verdaderos causantes de nuestras desdichas, son tan solo profesionales o compañeros que nos ayudarán a lograr nuestros objetivos y merecen todo nuestro aprecio y empatía. La soberbia, envidia, rencor y la agresividad que irremediablemente transmitimos con estos gestos y acciones dañan el deporte y nuestra credibilidad, hacen infelices a nuestros hijos, generan vergüenza y eso nunca representará las verdaderas virtudes del deporte.

Insisto, lo sucedido no es propio de todos los padres. Se trata de casos aislados, pero que por su importancia dañan irremediablemente la imagen del resto, familiares que en muchos casos se comprometen en su justa medida con la formación deportiva y educativa de sus hijos, que apoyan su dedicación y entusiasmo sin traspasar la frontera de sus asignaciones y que contribuyen con su empeño a mejorar las condiciones de preparación de los deportistas y que en estos momentos pueden sentirse injustamente agraviados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s