NO ES SOLO UNA, SON 10 REPETICIONES

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Un nadador hace un bloque de 10X200 repeticiones y en la última de ellas le pide a su entrenador que le cronometre, a lo que le técnico accede. El deportista lo da todo, llega a la pared extenuado y convencido de haber hecho un registro sorprendente. Se gira de inmediato esperando que el entrenador alabe su hazaña y ZAS, su peor pesadilla se hizo realidad, el técnico se despistó un instante y no le vio llegar.

Consciente del problema que se le avecina trata de arreglar el desaguisado y se inventa un tiempo aproximado. No cuela, el deportista se pilla un rebote enorme y expresa muy clarito su malestar.

Sigue leyendo