SI LO HICE UN MILLÓN DE VECES, ¿POR QUÉ AHORA NO PUEDO?

 Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Todo está bien, mejoras tus marcas y en las competiciones vas como un tiro. De repente, fallas un día y todo se vuelve en tu contra. El temor te bloquea y no das una a derechas. Lo que antes era sencillo, ahora resulta imposible y te desesperas. Parece que no sabes nadar

No lo puedo entender ¿Qué narices me pasa?

Sé que soy capaz, lo hice antes un millón de veces.

¿Por qué ahora no puedo?

Sé que es fácil decirlo y difícil hacerlo, pero si esto sucede mantén la calma e intenta no agobiarte. Habla con tu entrenador, explícale lo que piensas y juntos buscar una solución a vuestros males, pero nunca te enfades. No vas a conseguir nada y la situación se te irá de las manos.

Puedes creerme, lo que te sucede es más habitual de lo que tú piensas. Grandes campeones lo han sufrido en sus carnes, el rendimiento habitual se ve alterado, se bloquean y no dan una a derechas. Sin motivo aparente, parece que ya no son capaces de nadar con la misma eficacia que cuando hicieron su mejor marca o batieron un récord. El estilo ya no es tan fluido como entonces, surgen las dudas, aparecen los nervios y es más fácil perder el control de las acciones.

Como digo, tal vez no exista una razón específica, o sí, para que esto suceda.  A lo mejor, tú mismo o tu entorno familiar y deportivo habéis pensado que tu éxitos anteriores no eran flor de un día y vuestras esperanzas deportivas se han vuelto demasiado elevadas. Puede que hayas tenido recientemente una riña con tu pareja, estés afectado y menos concentrado, que tu mecánica de estilo sea defectuosa o simplemente el motivo carezca de tanta importancia como tú crees y se trate de un mal día.

Independientemente de las razones que hubiere, lo que sí me gustaría es ofreceros algunas propuestas que quizá puedan ayudaros a sobrellevar mejor el momento. No son la panacea y en ningún momento sustituyen la opinión de vuestros técnicos, que son quien de verdad os conoce.

  • No te presiones, ni temas fallar, porque te provocará nerviosismo
  • Relájate y concéntrate en tus acciones
  • Ten paciencia, afronta el problema con una visión positiva e insiste en tus intenciones.
  • No te pongas expectativas demasiado elevadas e imposibles de alcanzar
  • Plantéate metas a corto plazo, cambia de estilo, nada otras pruebas.
  • Construye confianza
  • Extrae toda la información que puedas de tus errores, te ayudarán a crecer
  • No te preocupes por tus rivales
  • No temas pedirle apoyo a los tuyos, son quién mejor te conocen y quienes pondrán más de su parte en ayudarte
  • Las cuestiones técnicas son otra cosa, solo os pertenecen a ti y a tu entrenador.

Confía siempre en ti, no te conviertas en tu peor enemigo

 

Imágen

https://www.oprah.com/health/advice-for-nervous-swimmers-how-to-swim-if-you-havent-in-a-while/all

Un comentario en “SI LO HICE UN MILLÓN DE VECES, ¿POR QUÉ AHORA NO PUEDO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s