SIDNEY 2000. EL DÍA EN EL QUE LOS AUSTRALIANOS HICIERON SONAR LAS GUITARRAS

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

“Nunca me va a ganar, procede de una familia de perdedores”.

Con esta frase contundente y directa a su arrogancia respondió El Zar Popov a las continuas provocaciones de Gary Hall Ir en Atlanta 96.

Ganador de 10 medallas olímpicas, 5 de ellas de oro, Gary Hall  pasó a la historia por ser uno de los mejores velocistas de todos los tiempos, por sus enfrentamientos con Popov y por su extravagante forma de intimidar a sus rivales. Embutido con pantalones de boxeo o albornoz con los colores de la bandera americana fue capaz de provocar con sus puñetazos al aire sentimientos tan dispares como el desprecio y la simpatía.

Sigue leyendo