CARTA A LOS NADADORES ESPAÑOLES

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

6 de la madrugada de un día cualquiera en numerosas piscinas de España. Carlos y Marta son dos de los nadadores más aventajados de su equipo, no solo son campeones territoriales de su grupo de edad, sino también  promesas de la natación española.

katie-ledecky-

Es muy temprano para levantarse, pero ellos están dispuestos a todo para llegar al Campeonato Nacional en las mejores condiciones posibles. Son inteligentes y saben que para alcanzar el éxito necesitan entrenar duro. Se ejercitan en su club favorito y logran importantes victorias allí donde compiten, pero en los últimos días andan preocupados y su rostro refleja cierta tensión.

El evento que tanto esperan se acerca. Son conscientes que un gran número de nadadores del país comparten similares ilusiones y tan solo necesitan repasar los últimos resultados de las competiciones para ver que muchos de ellos se encuentran pletóricos de forma. Ambos no se pueden contener y envían rápidamente un mensaje de móvil a sus colegas de equipo.

Carlos es más visceral, muestra su asombro y exclama

Vaya bestia, menudo tiempazo

¡Me lo voy a comer!

Es lo bueno de ambos, que les encanta entrenar. No les importa la hora que sea, ni los metros que tengan que hacer, o lo intensa que sea la sesión de preparación. Están acostumbrados a sufrir y no cejarán en su empeño en conseguir su objetivo final. El coraje, el esfuerzo y su actitud mental les avalan y están dispuestos a todo con tal de hacer realidad sus metas.

Enfundan sus armas y avisan,

¡Qué se preparen sus rivales!

El tiempo vuela, Marta y Carlos son tan solo un ejemplo, comparten semejantes ilusiones y esperanzas, han obtenido numerosas medallas a nivel regional y en determinados casos, también nacional. Son conocidos y admirados por sus compañeros y rivales, que valoran su entrega, reconocen sus logros deportivos y ansían una meta en común, triunfar a nivel nacional y alcanzar el éxito en su deporte favorito, con la certeza de que en un instante determinado y cuando menos lo esperen surgirán nuevos campeones, que les vencerán.

Chicos, no dejéis pasar la oportunidad. En la vida como en el deporte los valientes son lo que triunfan. La pasión y el espíritu de sacrificio son algunas de las mejores armas y deben figurar siempre en vuestro diccionario.

Si cerrais los ojos y visionais el horizonte contemplareis como los proyectos se hacen realidad. Utilizar vuestra mente y escuchar a vuestro corazón, hacerle partícipe de los retos y os ayudará en vuestras conquistas. El futuro os pertenece

“Creer en ello es lo más difícil, hacerlo realidad tan solo es cuestión de trabajo”

Imágen

Katie Ledecky. El País

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s