MIEDO A QUE SE EQUIVOQUEN Y PUEDAN FALLAR

 Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Creo que en la actualidad nos equivocamos y les damos a los chicos las cosas en bandeja y demasiado hechas. Les decimos constantemente lo que tienen que hacer y cómo actuar, como si con ello fuésemos a ser mejores técnicos y padres. Estamos demasiado pendientes de ellos y un mal entendido bienestar personal

Les llevamos de la mano y no les dejamos fallar

Es como si nos diera miedo verles errar y pudieran venirse abajo. La impresión de que no son autosuficientes y son incapaces de lidiar con los problemas cotidianos que se les presente si nosotros no estamos al instante presentes. Parece que es más fácil, recomendable  y seguro llevarles cogidos de la mano y no dejarles pensar por sí mismo, que verles madurar por el camino. No vaya a ser también que se pudieran cansar en exceso y sentirse presionados. Tropezar y por qué no decirlo, nos pudiesen dejar en evidencia ante profesionales y amigos.

Así, de esta manera tan protectora y sin darnos cuenta, lograremos el efecto contrario al deseado.

Sigue leyendo