LA HORA DEL TAPERING. “TAKE YOUR MARKS”

LAS PALMAS

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Un  récord de España tras un esfuerzo imposible, el triunfo de tu nadador más débil en el momento más deseado, una victoria de relevos inesperada, que vale un título por escuadras, la rivalidad entre corcheras, la ceremonia de las medallas, las celebraciones emotivas, el espíritu de equipo, momentos especiales que a cualquier deportista le gustaría vivir.

 Me encanta la alegría del deportista cuando obtiene una hazaña. Su trabajo para llegar a conseguirla, sus horas de preparación, sus éxitos, sus fracasos, la soledad del reto no conseguido, la satisfacción del trabajo bien realizado, la concentración en la competición, el gesto del triunfo en una victoria impensable, la decepción del que se creé superior y es derrotado por un rival inferior, la satisfacción de este, al vencer al rival más fuerte y el triunfo y recuperación de deportistas olvidados.

Los nadadores afrontan con ilusión el final de temporada, ansían superar nuevos objetivos y sentir nuevas emociones. El trabajo y esfuerzo de toda una temporada darán paso en los próximos días a las inevitables escenas de alegría y tristeza. Unos conseguirán el éxito final y otros, sin embargo, se quedarán con la miel en los labios, pero en ningún caso deberán sentirse defraudados, si lucharon con todas sus fuerzas por hacer realidad sus metas deportivas.

 Las pruebas más importantes ya están aquí, es hora de recoger la cosecha. El tipo de planificación, si fue o no la más adecuada, no es ahora lo más importante. Más que nunca es el momento de la confianza, de fomentar la autoestima de tus nadadores, valorar y elogiar el esfuerzo realizado y hacerles saber que estás  a muerte con ellos, que te preocupas por su bienestar y que pase lo que pase estarás orgulloso de su actitud, de su esfuerzo y perseverancia.

Diseñar un plan específico, individualizado y realista para cada nadador de cara a la competición más importante, reducir la carga de trabajo  durante un periodo determinado de tiempo, según las características personales de cada deportista, disminuir la fatiga psicológica y fisiológica para mejorar y alcanzar  el  mejor rendimiento competitivo en el momento adecuado es el objetivo final de la puesta a punto. Para ello habrá de tener en cuenta una serie de consideraciones.

ALMERIA

  • No esperes milagros

 Lo que no has hecho durante todo la temporada no esperes hacerlo ahora. Si la preparación fue la adecuada y la puesta a punto se realiza correctamente te podrá ayudar en tus propósitos. Los mejores atletas poseen la habilidad de alcanzar sus mejores prestaciones en el instante preciso, cuando más importante es la competición. Habla con tu entrenador, él no es un mago, necesita que te impliques al máximo. Tu opinión es fundamental en el resultado final, has entrenado adecuadamente y estás preparado para la más grande de tus victorias. Confía en tu trabajo y en tus posibilidades y todo será más factible. Los milagros no existen, pero si el trabajo duro y la buena preparación.

  • Puesta a punto, personal e intransferible

 Lo que es bueno para otros no tiene porque serlo para ti. El estado actual de forma, tu nivel de entrenamiento,  el grado de cansancio por tus obligaciones académicas, edad, tipo de prueba que preparas, son tan solo algunos de los factores que tendrás que conocer y tener en cuenta a la hora de programar tu afinamiento, si quieres tener éxito.

  • Definir especialidad y prueba principal

 No necesita el mismo afinamiento un velocista adulto que un fondista, un nadador de 400 libre que una nadadora de la misma prueba. Si nadas tan solo una prueba o por el contario compites en muchas más, si el rendimiento principal es más importante en las eliminatorias o en las finales, si te clasificas con facilidad o tienes que esforzarte al máximo. Ten claro tus prioridades y todo será más fácil.

  • Recuperación, alimentación y descanso

 Has entrenado duro, estás preparado y nada impide que logres tus deseos. No temas descansar lo suficiente, permite a tu cuerpo y a tu mente que asimile y se recupere adecuadamente de las cargas de trabajo. Cuida tu alimentación e incluye en tu programación sesiones complementarias de recuperación que te permitan llegar en supercompensación y rendir a un nivel superior a lo habitual.

  • Estrategia de competición

Una mala distribución del esfuerzo competitivo puede dar el traste con todas tus aspiraciones. Perfecciona y ajusta el ritmo de nado de tu prueba. Da igual si eres de los que prefiere salir rápido e intentar aguantar las embestidas del rival, o si por el contrario te gusta ir a rebufo y dar la estocada final. Lo principal es que tengas muy claro tu estrategia, que la hayas entrenado correctamente y tengas la habilidad y la valentía de ponerla a prueba en le momento preciso.

  • Cambios drásticos, no. Ajustes necesarios, sí

Es tu primer campeonato Nacional de grupos de edad, estás en la cámara de salida viendo las series clasificatorias de 100 espalda y observas que la mayoría de tus rivales ejecutan con facilidad el batido subacuático de 15 metros, destreza que no has practicado aún lo suficiente. Te llenas de valor y decides imitar el gesto técnico. Error, te han sacado dos cuerpos y has perdido una oportunidad única de ganar.

El trabajo ya está hecho, solo queda competir con garantías. Modificar gestos o acciones técnicas que no has entrenado con asiduidad no es lo recomendable, ensayar y ajustar convenientemente pequeños detalles en las salidas, virajes y llegadas, sí puede contribuir a lograr tus metas.

  • Controlar los parámetros de entrenamiento

 La carga de trabajo alcanza su grado máximo 2-3 semanas antes del campeonato principal y se comienza a reducir con el objetivo ya mencionado anteriormente. El volumen de entrenamiento desciende y la intensidad se mantiene, dependiendo principalmente de la prueba a nadar. Se debe conservar o reducir ligeramente la frecuencia de sesiones diarias y más teniendo en cuenta si se compite en jornadas de mañana y tarde.

Cada nadador es diferente y es necesario compartir conjuntamente impresiones y sensaciones que nos permitan obtener los frutos deseados.

  • Adaptarse a los hábitos competitivos

 En ocasiones la competición comienza demasiado temprano, tiene una duración excesiva que te impide rendir convenientemente o carece de una pileta anexa de calentamiento. En otras, no te permite comer a  tu hora habitual o simplemente la cama del hotel no es de tu agrado. Son detalles esenciales a tener  en cuenta, que influyen en el resultado final y que debemos preparar con esmero. En la mayoría de las ocasiones puede ser conveniente viajar con la suficiente antelación y adaptar con anterioridad nuestros hábitos al del campeonato con tal de evitar que un cansancio no deseado altere el rendimiento de los deportistas.

  • Confianza

 Si has entrenado bien no tienes porque tener miedo, si no has trabajado correctamente, menos todavía.

Es la hora de la verdad, del talante y la confianza. Muchas horas de preparación y miles de kilómetros avalan tu rendimiento. Escucha a tu cuerpo y utiliza tu mente, eres poderoso y nada te puede parar,  estás en forma y deseas vencer. Tú eres el premio

“Nunca temas un reto, tan solo trata de averiguar los caminos que te llevan a él”

Foto 1:  Equipo del Club Natación Las Palmas

Foto 2: Equipo del Club natación Almería

Anuncios

2 thoughts on “LA HORA DEL TAPERING. “TAKE YOUR MARKS”

  1. Para un velocista, es recomendable preparar la hora del tapering 1semana antes? Rendiría lo mismo que empezar a bajar el volumen de entreno 2semanas antes?Esta diferencia de dias es muy importante?

    Me gusta

  2. Como comento en el texto lo que es bueno para unos no tiene por qué serlo para otros. El tiempo de puesta a punto dependerá de muchos factores. Entre otros
    Edad del nadador. Los nadadores adultos necesitan por lo general más tape ring
    El estado actual de forma
    Su nivel de entrenamiento
    El grado de cansancio.
    El tipo de planificación que realice
    La competición que se prepare
    El número de pruebas a nadar, etc.
    Por lo general se necesitan entre 2-3 semanas para una puesta a punto óptima en la competición principal, siempre teniendo en cuenta las características personales de cada nadador. Eso no significa que con 1 semana no se puedan obtener también buenas prestaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s