EL ENTRENADOR, EL GRAN DESCONOCIDO.

CARMEN

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Características y atribuciones del entrenador de natación

Si nos parasemos a pensar y analizar detenidamente las aptitudes y cometidos que un preparador de natación lleva a cabo habitualmente en su actividad deportiva, nos llevaríamos una sorpresa. Ser entrenador no es sencillo, exige pasión, liderazgo y sacrificio, además de los conocimientos propios de la actividad y la paciencia y firmeza necesaria para sacar adelante sus metas.

Su carácter docente y de formación le obliga de alguna manera a estudiar y estar al día de los nuevos cambios en la metodología del entrenamiento físico, técnico, táctico y además tener el valor para aplicarlos. Ha de ser competente, tener las ideas claras, ser un buen comunicador y transmitir sus conocimientos con naturalidad y firmeza. Mostrar serenidad y tranquilidad en los momento delicados y poseer la habilidad para canalizar sus emociones. Ejercerá de líder. Otorgará las órdenes precisas al equipo, como si de un director de orquesta se tratara. Planteará metas razonables y ambiciosas, dará en todo momento la sensación de tenerlo todo bajo control y la confianza y seguridad de que lo que dice, sucederá.

Las anteriores funciones son cualidades  inherentes a un buen entrenador, pero no son las únicas. En mi opinión algunas de ellas tienen mayor relevancia y las indico a continuación.

  Sigue leyendo