¿ TE ACUERDAS DE JORDI ULIBARRI MARTÍNEZ ?

1923523_41552189099_9850_n

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

LA AUDACÍA DE UN CAMPEÓN

A menudo los pequeños detalles marcan la diferencia entre ganar o tocar la placa en segunda posición. Una llegada mal ejecutada, una salida explosiva, repleta de energía y potencia pueden significar la diferencia entre lograr tus objetivos o tirar por tierra el trabajo de toda una temporada.

Nuestro protagonista tiene en su haber un palmarés deportivo envidiable, rebosante de victorias, pero ninguna como aquel gesto técnico que le encumbró y le hizo pasar para siempre a la historia de nuestro deporte.

5 Records de España, Nadador Olímpico en Sídney 2000, Medalla de Oro por Servicios distinguidos de la RFEN, Medalla de bronce en los Campeonatos de Europa  en piscina de 25 metros en 50 mariposa, Campeón de Europa Júnior en Leeds 92, son tan solo algunos de los méritos que adornan un historial deportivo envidiable, pero el detalle técnico que realmente le hizo famoso y por el que todos le recordamos fue por su facilidad para ejecutar el batido de delfín por debajo del agua.

Principios de los 90. En Gandía se celebra el Campeonato de España Infantil de invierno. El juez de salida da la señal de partida de la prueba de 50 Libre. Por la calle central un joven nadador canario, rapado al cero, sale como una exhalación y 23 metros después emerge a la superficie para ejecutar un par de brazadas y el consiguiente viraje. Los allí presentes, estallan en aplausos, no dan crédito a lo que están viendo y observan entusiasmados como repite la misma acción en el siguiente tramo. Con un deslizamiento brillante y apoyado en un poderoso batido de delfín sale de nuevo a la superficie, 20 metros después toca la pared y para el electrónico en un excelente crono de 0.23.6. En el calentamiento posterior todos los nadadores, con mayor o menor éxito intentaron emular el gesto del nadador.

Cuando todos los nadadores en nuestro país realizaban una salida y un deslizamiento convencional, Jordi Ulibarri Martínez se atrevió a llevar las normas a su máximo extremo. Hoy en día cualquier nadador que se precie efectúa el batido de delfín subacuático al límite permitido de los 15 metros. Alguien tenía que hacerlo, él fue el primero en atreverse y  tuvo la habilidad de aprovechar y adaptar las normas en su propio beneficio.

Jordi, eres uno de los nadadores más emblemáticos de nuestro país. Tu forma de nadar era espectacular y gozaba de la admiración de todos los nadadores. Por ello y por muchos detalles más, siempre tendrás un hueco entre los más grandes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s