LA NATACIÓN NO TE DARÁ DE COMER

Agustín Artiles Grijalba –Champi-

Toda una vida al borde de una piscina y hay detalles que no varían, que son como antaño y que difícilmente cambiarán. Quizá se trate de una cuestión de cultura deportiva, de respeto por un deporte que no se valora como debiera, del esfuerzo de unos nadadores que no dudan en ofrecer lo mejor de sí mismo entre corcheras y que en determinadas casos les gustaría obtener un reconocimiento mayor, más justo y acorde a su entrega.

shutterstock_47372050

Hay una frase que sobrevuela  a veces sus mentes, que escuchan en más ocasiones de lo que les gustaría, principalmente en sus casas y que curiosamente se hace más evidente cuando se encuentran sumergidos en un bache deportivo, o simplemente los resultados académicos no son los esperados en el entorno familiar.

Puede que a veces esta expresión pueda tener su lógica, o que se exprese también en un momento de rabia o frustración, generalmente por la dificultad que conlleva encauzar el destino escolar o deportivo del nadador. Es entonces cuando de alguna manera nos ponemos una venda en los ojos y tiramos por la calle de en medio, por el camino que parece más fácil y obviamos los innumerables frutos que nuestro deporte ofrece.

“La natación no te dará de comer”

Es lícito pensar de esa manera, en ocasiones cualquiera de nosotros así lo hemos hecho, pero también me resulta una incomprensión equivocada, ya que la natación te ofrece beneficios y oportunidades tan obvios como los describo a continuación y que superan con creces ese sentimiento.

La razón por la que un nadador acude a la piscina a entrenar durante varias horas no es el dinero, es la  pasión por una actividad que le llena, le motiva y le transmite energía positiva. Se trata tal vez de hacer la marca necesaria para participar en una competición, luchar cuando todo parece perdido por salir adelante, obtener el afecto, respeto y consideración de tu entrenador y compañeros, lograr una medalla, escuchar el aplauso de unas gradas repletas, la ovación de tus rivales después de una gran gesta, o basicamente sentirse feliz con una afición que colma por completo sus aspiraciones.

Tratemos de entenderlo de una vez por todas, estas y no otras son realmente algunas de las razones que llevan a un nadador a curtirse durante horas en una pileta sin mayor recompensa que las descritas anteriormente, pero  si  además tiene la posibilidad de recibir alguna ayuda o beca por los resultados, bienvenido sea.

Imágen

http://www.philswim.com/mid-week-motivation-every-second-counts/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s