LA DICTADURA DEL CRONOMETRO

Agustín Artiles Grijalba –Champi-

dg

Es posible que seas alto, rubio y tengas  los ojos azules. Tal vez midas 1.90 o llegaras el último al reparto de estatura. Quizá practiques natación en Wisconsin o simplemente lo hagas en la diminuta piscina del barrio. Seguro que puedes levantar más de 100 kg en Press de banca y hacer más de 30 dominadas, pero no te engañes, al final en natación tu preparación la dicta el cronómetro.

A mi parecer un reloj autoritario y juez implacable de tu rendimiento que no entiende de sentimientos y cuyas manecillas se mueven por el impulso y aliento que tu corazón transmita a las brazadas. Cada centésima de segundo que le robes en el entrenamiento representa un instante de preparación aprovechado y cada pulso desperdiciado, una oportunidad perdida de mover de nuevo esa  aguja que te señala la victoria.

El crono puede parecer caprichoso y en ocasiones injusto. A veces recompensa tu esfuerzo cuando menos lo mereces y en otras circunstancias prefiere hacerlo cuando ya parece todo perdido.

“Haz de tu trabajo un continuo desafío, afronta los obstáculos, mírale fijamente  a la cara y hazle saber que nada podrá detenerte.”

Imágen

http://www.fedona.org/media/216007/dg.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s