10 Reasons Swimmers Should Smile when the Going Gets Tough

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

“Swimming Science” publica mi artículo del mes de septiembre, que podéis leer en el siguiente eblace que adjunto.

Ojalá sea de vuestro agrado. También lo pongo en español

INGLÉS

http://www.swimmingscience.net/2016/09/10-reasons-swimmers-should-smile-when-the-going-gets-tough.html

10-reasons-swimmers-should-smile-when-the-going-gets-tough

ESPAÑOL

10 MOTIVOS PARA SONREIR EN LOS MOMENTOS DIFÍCILES

A menudo nos encontramos en edades más jóvenes, con nadadores enfadados y tristes con su actuación, cada vez más exigentes consigo mismo y su entorno, tiranos e insatisfechos después de una gran carrera, si esta no fue correspondida con una medalla, con una presión desmedida e incapaces de comprender como es posible que el deporte sea tan rancio y les obsequie con la peor de sus sonrisas

Quieres y apenas avanzas, aprietas los dientes e intentas un último esfuerzo. Tocas a duras penas la placa de llegada y ni siquiera te atreves  a mirar el marcador electrónico. Intuyes perfectamente la que se avecina, te armas de valor, giras la cabeza y la peor de tus pesadillas se hace realidad. Has subido varios segundos tu mejor marca personal y la tristeza te ahoga.

Cada nadador saca a pasear su amargura de manera distinta. Unos tal vez tiren el gorro, como si fuera el culpable de sus desdichas, otros quizá desahoguen su angustia pegando un puñetazo al agua y muchos de ellos romperán a llorar desconsolados. Son formas habituales de reaccionar y sobrellevar la pena que produce comprobar que todo el trabajo y esfuerzo realizado en los entrenamientos durante meses,  no obtuvo merecida recompensa

En mi opinión y puedo estar equivocado, perder en una competición y no alcanzar los resultados previstos JAMÁS será un fracaso, si se entrenasteis con decisión y valentía, si distéis todo lo que llevabais dentro y fuisteis generosos en vuestro esfuerzo. Ni tan siquiera fue una oportunidad perdida, siempre que seáis  capaces de sacar conclusiones acertadas para intentar que determinados errores no se vuelvan a repetir.

Por ello os animo a levantar La cabeza, a  SONREIR y sobrellevar el momento con elegancia, aunque cueste asimilar con semejante  grandeza que esto es deporte y que tener un mal día es una posibilidad más en la preparación de un deportista, quizá la más potente y beneficiosa.

Siempre hay un motivo para sonreír, una razón para ser felices y hacerle un pequeño corte de mangas al destino cuando este se vuelve intolerante y escurridizo.

Aquí os dejo algunos Argumentos por los que la sonrisa se puede convertir en una buena seña de identidad, que presione la tecla adecuada y os invite a vivir estos instantes difíciles que todos hemos pasado con mayor naturalidad y confianza.

  • Sonríe, porque eres afortunad@ y tienes la oportunidad de hacer lo que más te gusta y otros darían todo lo que fuera para estar en tu lugar.
  • Sonríe, porque tienes una familia que se preocupa por tu bienestar y con su esfuerzo e implicación hacen que tus deseos sean más factibles.
  • Sonríe, porque eres generoso y capaz de aceptar la derrota con naturalidad, como aceptas la victoria
  • Sonríe, porque tienes un entrenador que te apoya, te anima y comprende, que vive tu desolación como propia y te ayudará en tus conquistas.
  • Sonríe, porque en ocasiones esa derrota al final se convertirá en el mayor triunfo, te ayudará a superar tus límites y a descubrir dónde debes mejorar
  • Sonríe, porque has competido junto a los mejores. Te has batido con ellos y has sido protagonista de un evento tan destacado.
  • Sonríe, porque eres generoso y te alegras por la felicidad de tus compañeros, que fueron capaces de alcanzar sus metas, que sientes como propias y les encantaría poder compartirlas contigo.
  • Sonríe también, por aquellos que alcanzaron el triunfo cuando nadie lo esperaba, por ser capaces de hacerlo en el instante y lugar adecuados, ante la sorpresa de los aficionados
  • Sonríe y asume los efectos en tu propio beneficio. Saca partido de las experiencias vividas y aprende de tus equivocaciones. No busques disculpas ni culpes a los demás de tu bajo rendimiento
  • Sonríe, porque eres más fuerte que cualquier imprevisto y aceptar la adversidad contribuye a mejorar el carácter, la fortaleza mental, física y emocional.

En definitiva, sonríe porque mereces ser feliz. Eres NADADOR, el atleta más duro y si alguien puede conseguir los proyectos deportivos más difíciles,  eres tú.

Hazle un guiño a tu tristeza y demuéstrale que no podrá doblegarte, que estás dispuesto a coger carrerilla de nuevo y volverás a intentarlo con mayor decisión y valentía.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s