UNA FRASE PARA EL OLVIDO

Agustín Artiles Grijlaba -Champi

Hace años un conocido periodista definió la actuación de la natación española en unos Campeonatos del Mundo, de manera contundente

“Éxito de los nadadores españoles, ninguno se ha ahogado”.

swimteam1

Tal afirmación, rotunda y cruel, evidenciaba una realidad latente, nuestros atletas no eran capaces de obtener, salvo excepciones puntuales, éxitos deportivos similares a las de otras especialidades. Deporte de niños ricos, nadadores incapaces de comprender y aceptar la verdadera dureza que exige una actividad tan sacrificada, técnicos poco preparados y mal pagados, eran algunas de las muchas razones esgrimidas por las que supuestamente no alcanzábamos la cima.

36 años como entrenador y sigo viendo detalles que nunca cambian, que se repiten una y otra vez, como antaño.

He aquí una muestra:

  • L@s nadadores y técnic@s españoles no tenemos nada que envidiar a los de otros países, tenemos potencial, quizá nos falte creérnoslo.
  • Estamos cada vez mejor preparados, tal vez necesitemos motivación y medios para lograr más medallas.
  • Por lo general somos trabajadores y entusiastas, pero a lo mejor tendríamos que entrenar con más espacio y menos atletas por calle.
  • La mayoría somos disciplinados, siempre que se nos permita y por supuesto auténticos. Amamos nuestro deporte y cada vez entrenamos mejor, pero también, queremos, necesitamos y exigimos ser valorados y reconocidos como en nuestra opinión nos merecemos.
  • Apostamos por un Equipo Nacional, poderoso y brillante, por una natación de clubes potente y unida y que en definitiva, todos tengamos la oportunidad de aportar nuestro granito de arena y se tenga en cuenta nuestras opiniones.
  • La envidia y el rencor son nuestros peores aliados y en ocasiones destruyen nuestro trabajo y credibilidad. A veces somos aficionados a criticar con dureza la labor de nuestros compañeros y la actuación de nuestros deportistas, olvidando que sus victorias nos hacen más fuertes en el concierto nacional e internacional.
  • Debemos aprender a compartir objetivos comunes, e ir a menudo juntos y de la mano, de lo contrario, siempre regresaremos al punto de partida.
  • En tiempos tan complicados algunos de nuestros compañeros tuvieron que hacer las maletas para marchar al extranjero. Darían lo que fuera por estar con nosotros y por compartir nuestras victorias.
  • Son nuestros mejores embajadores, pasean el nombre de nuestro país por el mundo y gozan de toda nuestra admiración y cariño.

En el horizonte una temporada repleta de retos y nuevos proyectos nos aguardan impacientes. Ojala se cumplan nuestros deseos, nuestra imagen salga reforzada y la afirmación de aquel periodista quede en el olvido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s