LA PRIMERA COMPETICIÓN CON SABOR A MEDALLA

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Si empiezas a sentirte triste y agobiado porque ya no salen las marcas que esperabas, porque apenas tienes tiempo para entrenar lo que te gustaría, porque eras el mejor bracista del club y ahora todos te sobrepasan y  razones similares, no temas mirar hacia atrás. Afronta la situación y recuerda cuando empezabas, el primer día que te llevaron tus padres a la piscina, la primera competición con sabor a medalla y el primer viaje con el equipo con el que tanto disfrutaste.

¿Te acuerdas?

Seguro que piensas que todo era más fácil y diferente y quizá no te falte razón. Te lanzabas al agua y mejorabas tu marca un montón de segundos, en ocasiones incluso minutos, ibas rápido a recibir el calor de tus padres y presumías orgulloso de medalla y ahora sin embargo te cuesta mejorar horrores tan solo una décima.

Míralo de otra manera. Lo bueno de todo es que ahora eres sabes muchas más cosas que entonces. Con el tiempo has adquirido más experiencia y eso te hace mucho más valioso, pero sobre todo no olvides que haces lo que me gusta, lo que da sentido a tu vida y te llena por completo.

Probablemente lo que necesites de verdad es aprender a valorar lo que tienes y quién eres,  tu forma de vida, tus cualidades, tus éxitos y sinsabores, el apoyo de tu familia y amigos en los buenos y malos momentos, la libertad de poder decidir y hacer lo que más te interesa y la posibilidad de encauzar el resto de tu vida en la dirección que más te plazca.

Alégrate por ello y por ser tan afortunado/a y capaz de aceptar la derrota con naturalidad, como aceptas la victoria. Por tu generosidad y empatía hacia tus compañeros y rivales, que en momentos tan delicados para ti son capaces de alcanzar unas metas  que sientes como propias y te encantaría compartieran contigo.

¿Puedes ser más afortunado?

Dibuja tu rumbo como sin duda mereces. Analiza, explora tus sentimientos y encuentra aquellos motivos por lo que esto sucede. Tal vez durante tu carrera deportiva te has especializado en solo un estilo y tus habilidades están bloqueadas y temes cambiar de especialidad y probar nuevas sensaciones, tan solo por miedo, falta de atrevimiento, o simplemente por la presión tan fuerte que ejercen sobre ti las opiniones de los demás, por el que dirán

Lo que está claro es que a muchos les gustará como eres, lo que haces y como lo haces, aunque lo principal es que te guste a ti  y tengas claro hacia dónde se dirigen tus objetivos

Atrévete a ser tu mismo y descubrirás que quien se encuentra a si mismo acaba con todas sus miserias

Selye (1956)

Imágen

http://www.vacswimsa.com.au/news/2016/08/mum-when-i-grow-up-i-want-to-swim-for-australia!/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s