RECURSOS Y DESTREZAS PARA POTENCIAR EL RENDIMIENTO EN NATACIÓN

Agustín Artiles  Grijalba -Champi-

Siempre he creído que los proyectos difíciles e importantes habitan en el corazón, descubrir cuales son y como disfrutarlos, debe ser prioritario. Tu juventud y osadía serán tus mejores aliados y te indicarán el camino a seguir. Apuesta por ti y aspira  a las más altas cotas. Tú eres la recompensa.

El éxito es voluble, a veces injusto y autoritario y es preciso encontrar el camino más adecuado para alcanzar las metas, utilizando tus recursos y destrezas. Me permito compartir algunas sugerencias útiles, que me ayudan en la preparación con los nadadores y que me encantaría os sirvieran también a vosotros -técnico y nadador- en vuestra programación para mejorar vuestro rendimiento

  1

Si quieres resultados superiores, cambia el chip.

Eres el entrenador y el que decide el camino a seguir, buscas la excelencia, quieres alcanzar el  éxito con tus chicos y harás lo que haga falta para atraparlo. Sé valiente, agudiza el ingenio y no hagas siempre lo mismo, cambia las rutinas, introduce variedad en las sesiones y haz lo que estimes oportuno para progresar. Actúa de forma distinta para lograr rendimientos diferentes y más eficientes. Tú eliges.

2

Coge la ola

Cuando estés en racha y tus victorias sucedan con facilidad, aprovecha el momento. No pares y sigue insistiendo en tu preparación, eres imparable y nada podrá contigo. Te sientes genial y eres capaz de lograr cualquier cosa que te propongas, coge la ola apropiada y sé apasionado, busca la perfección y explota al máximo tu rendimiento.

3

Sed de victoria

Te has preparado concienzudamente, has trabajado hasta reventar y se acerca la competición principal. Estás fatigado y ansías que llegue la hora de lanzarte al agua, muy pocos confían en tus posibilidades, quieres ganar y demostrar lo que vales, que se han equivocado  a la hora de juzgar tus posibilidades. Lo deseas tanto, que el cansancio no te importa, el pundonor impulsa tus acciones, quieres explorar tus límites y comprobar hasta donde puedes llegar.

4

Guía tus metas

Pon en marcha tus proyectos y acepta los consejos de tu entrenador, nadie mejor que tú para saber qué es lo que más te conviene en cada situación, donde necesitas incidir para mejorar tus prestaciones, cómo puedes recuperar mejor, cuales son los ejercicios más eficaces para perfeccionar los pequeños detalles.

No te cortes, revisa tus intenciones e insiste en aquellos aspectos que te permitan superar tus aspiraciones. No temas compartir tu opinión con el técnico, habla con él y decidir conjuntamente qué es lo que más conviene

“El éxito es un objetivo compartido”.

5

Visualiza tus victorias

Eres joven y asistes por segunda vez al Campeonato Nacional de tu categoría. En la temporada anterior te quedaste a las puertas de las medallas. Una simple centésima de segundo te privó de subir al pódium de vencedores y no quieres que vuelva a ocurrir. Has recreado la prueba en tu imaginación un millón de veces, has soñado con todas tus fuerzas con el premio más grande y estás dispuesto a hacer realidad lo que a priori parecía inalcanzable. Eres inteligente y sabes que los demás también se lo merecen, que han tenido pensamientos similares, pero lo que desconocen es que tus sueños son más poderosos, que tú lo deseas con más fuerza y que estás preparado para conseguirlo.

6

En tiempos difíciles, paciencia y preparación

No sabes lo que te pasa, entrenas y entrenas y no salen las marcas. Llevas así mucho tiempo y ya no sabes cómo combatir el desánimo. No tiene una explicación lógica, cuidas la alimentación, tu recuperación es la adecuada y asistes con normalidad a los entrenamientos. ¿Qué es lo que sucede?

Probablemente nada importante, lo más normal es que se trate de una simple meseta en la preparación, un bache que se presenta sin avisar y que te deja indefenso. Aprovecha para aprender cosas nuevas, cambia de estilo, fortalece tus puntos débiles, diviértete, pero sigue luchando. Si tienes claro las causas y no te rindes, al final, con la ayuda de tu entrenador, saldrás victorioso.

“Luchar contra una situación que no puedes superar te hará vulnerable, asumirlo te reforzará”. 

7

Arriesga

Hoy te toca nadar 1500. Son las pruebas de selección para los Juegos olímpicos y es la última oportunidad para lograr la mínima, te encuentras a 8” de la marca exigida y necesitas llevar un ritmo medio de 60 segundos cada cien metros. Has aumentado las cargas de entrenamiento considerablemente, te has arriesgado y has trabajado por primera vez en tu vida en altitud, desconociendo si los beneficios serán los esperados.

Es el día de la competición, sabes que el ritmo exigido es superior al habitual, lo tienes claro, asumes la dificultad y te lanzas en busca de la marca. Tocas la placa, miras al electrónico y alzas los brazos en señal de victoria. Lo lograste

¡ERES OLÍMPICO!

¡Atrévete! “Sin riesgo no hay gloria”

8

Siempre positivo, nunca negativo

¿Quién piensas que tiene más posibilidades de triunfar?

El que busca cualquier excusa para justificar su rendimiento, o el que tiene una actitud más abierta y positiva, incluso cuando tiene todo en contra.

“No busques excusas, no existen para quien desea ganar”.

9

Da el primer paso

Todos los retos empiezan cuando nos atrevemos a comenzar. Lo más difícil es iniciar el camino, atreverse a emprender las metas. No te conformes nunca, por muy lejanas que te parezcan, ya has dado el primer paso y a partir de ahí todo será más sencillo.

10

Las derrotas fortalecen

Fallar no tiene por qué ser negativo, todo lo  contrario. Utiliza y asume la derrota en tu propio beneficio, aprende de los errores y ello te ayudará a mejorar y hacer lo adecuado. Te invita soñar e nuevo, a trabajar con mayor decisión y a superar las adversidades.  Abandonar ante un eventual revés no es la solución, el éxito consiste en la entrega diaria, en la superación personal y en estar listo para cuando llegue la ocasión. 

11

Explota tus cualidades

Tienes un talento natural para la velocidad, te pones en forma rápidamente y tu puesta en acción es la envidia de tus rivales. Sin embargo hay otras facetas de tu deporte que no dominas y que te cuesta sacarles partido. Es bueno perfeccionar los defectos, pero ojo, que no sea a costa de desaprovechar tus cualidades. Explota tus virtudes, aumenta tu potencial y convierte tu don en tu arma más poderosa. No te conformes con ser promedio, decídete a ser grande.

12

No presumas de lo que vas a hacer, hazlo.

Todos hemos adelantado acontecimientos en alguna ocasión y muchas veces nuestras ilusiones se desvanecieron, con la lógica decepción. Sé paciente y espera a lograr tus propósitos y de esa manera lo celebrarás con mayor entusiasmo, sin perder credibilidad.

 13

Humildad

Todos queremos ganar. Unos pocos los consiguen y otros muchos se quedan en el intento. Valora y reconoce como se merece las actuaciones de tus rivales, son los que te animan a esforzarte hasta decir basta. No te sientas superior porque obtuviste un triunfo importante. Evita ser presuntuoso y ten siempre presente que en cualquier momento tu buena estrella puede cambiar, y la caída será muy dolorosa.

 

Imágen

Foto 1 http://www.arkansasonline.com/news/2018/feb/25/swimming-amp-diving-fayetteville-girls-/?f=sports

Foto 2 https://www.fina-budapest2017.com/en/galleries/16/hungarian-national-swimming-championships-in-debrecen

Foto 3 Alexander Popov

https://www.yourswimlog.com/how-fast-are-you-swimming-in-practice/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s