EL RÉCORD OLÍMPICO QUE NO PUDO SER ORO. LA HISTORIA DE TOMAS FAHRNER.

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

¿Os imagináis que Michael Phelps o Katie Ledecky no se hubieran clasificado para alguna de las finales olímpicas en las que después ganaron el oro por reservar fuerzas para la final?

Eso es lo que le pasó al nadador alemán Thomas Fahrner, en la prueba de 400 libre de los Ángeles 84.

A veces las sorpresas existen y algunos campeones han visto frustradas sus ilusiones deportivas en alguna ocasión. Se llevan las manos a la cabeza y se lamentan cuando no obtienen los resultados esperados, sin valorar en su justa medida si realmente hicieron los méritos necesarios para conseguirlos, respetaron como debieron al resto de rivales y se implicaron en la prueba como la oportunidad requería.

Sigue leyendo