SIN FASTSKIN TAMBIÉN HAY PARAISO

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Un nadador joven llora desconsolado en la piscina. Es abrazado por sus compañeros y no consigue aplacar su angustia. Ha olvidado meter en la mochila su fastskin favorito y se siente desvalido e incapaz de competir con garantía. A menudo, nos encontramos en la piscina con nadadores especialmente jóvenes que ven reducidas sus opciones deportivas y de competir al máximo nivel si no llevan puesto su fastskin en la competición.

Ese fastskin maravilloso y de última generación con el que te sientes invencible y con el que tanto deseas competir no nada solo, ni tampoco es el responsable tan solo tres días antes hicieras 15×100 a ritmo de 1’08”. Está genial que lo utilices y seguro que te ayudará en tus conquistas, pero no te equivoques ni confundas tus ilusiones con él.

“JAMÁS podrá sustituir a los beneficios que te aportan tu esfuerzo y una preparación adecuada.”

Sigue leyendo