IMPLICACIÓN E IMAGINACIÓN, EL COMBUSTIBLE DEL ENTRENADOR

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Soy entrenador de natación. Me encanta mi profesión, estar al día de los avances técnicos y aprender cosas nuevas que ayuden a los nadadores a potenciar el rendimiento. No me molestan las críticas, si estás suman y adiestran. Lo que me preocupa es que se dude de nuestra profesión y de la capacidad de nuestros técnicos, que haya gente que crea que cualquiera con dos dedos de frente y un crono en la mano puede pararse al borde de una piscina y dar órdenes sin parar a los deportistas.

Un técnico de natación no es un mindundi, una persona insignificante y de poca categoría.. Es un mentor de personas, un experto deportivo encargado de la preparación de sus atletas, habilitado para transmitir confianza, conocimientos técnicos a sus brazadas y facilitarles los medios de entrenamiento óptimos bajo cualquier circunstancia.

Sigue leyendo