ENTRENAR LO INESPERADO, EJERCITAR TUS PENSAMIENTOS

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

“No había nada que pudiera hacer, solo nadar. Estaba tratando de ver algo, el fondo de la piscina. Comencé a contar las brazadas, porque sé cuántas necesito para los 50 metros”

Pekín 2008. Michael Phelps compite en estos juegos olímpicos con un gran objetivo, lograr 8 medallas de oro. En el tercer parcial de la prueba de 200 mariposa sucede lo inesperado, sus gafas se llenan de agua, que apenas le deja ver. A pesar del contratiempo, reacciona tranquilo, acepta el reto y centra toda su atención en contar sus brazadas. Sin duda, la manera más eficaz y segura de alcanzar su objetivo final. El resto es historia, consigue su meta y al fina mejora los 7 metales dorados de Mark Spitz en Múnich 72.

Los imprevistos suceden, son más habituales de lo que imaginamos y tienen el poder de perturbar tu actuación, dejar las opciones al descubierto, desequilibrarte y tirar por la borda la preparación de toda una temporada, si no estás preparado convenientemente. Da igual lo bueno que seas, lo bien que te encuentres y hayas entrenado, si cuando llega el momento preciso no eres capaz de centrarte en el objetivo y tomar el control de tus pensamientos.

Sigue leyendo