MIS CHICOS DE ALMERÍA

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

No hay nada más gratificante para un deportista  que obtener un triunfo inesperado. Derrotar al rival más complicado, en el instante preciso  y en el escenario soñado. Lograrlo el día que solo tú y el entrenador confían en que sea factible, la ocasión en que los rivales y algunos de tus familiares no apuestan un euro por ti e incluso abandonan la instalación, antes de nadarse la prueba, para viajar a sus casas y evitar la caravana del fin de semana.

De repente y como por arte de magia todo con lo que habías soñado se hace realidad. Te conviertes en el centro de atención, en el héroe de tus sueños y además con justo merecimiento. No te lo explicas, hace tan solo cinco minutos eras uno más del montón y ahora pareces Michel Phelps. Todo el mundo te felicita y celebran tu conquista.

Sigue leyendo

Anuncios