LOS TRES DESEOS DEL GENIO DE LA LÁMPARA

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Todavía no me lo puedo creer, menuda suerte la mía.  El otro día me encontré una lámpara en mitad de la calle y cuál fue mi sorpresa que al frotarla se me apareció un geniecillo, que me dijo.

Champi, sé que eres entrenador de natación. Me han dicho que eres un poco friki, que tienes muchos defectos, pero que te encanta tu profesión y te lo curras. Eso es precisamente lo que yo busco, alguien como tú y que me indique sin tapujos cómo puedo ayudar para conseguir que la natación vaya adelante, pues quiero aportar mi granito de arena a mi deporte favorito.

Para ayudaros estoy dispuesto a concederte los tres deseos que tú decidas para el año que se avecina y que para el gremio de los técnicos pudiera resultar favorable y beneficiara la natación

Podéis imaginar mi asombro, el genio de la lámpara que se me aparece de repente y deja en mis manos semejante responsabilidad y por qué no decirlo, gran oportunidad

Cierro los ojos, respiro profundo y los imagino, Ahí van, espero sean los correctos:

Sigue leyendo