70 RAZONES PARA ENFUNDARSE EL BAÑADOR

_FMN_jlk_73_%20[640x480]

Agustín Artiles Grijalba –Champi-

Dan lo mismo las razones que estimulen nuestra necesidad de nadar  o competir, lo principal es tener el deseo y la implicación necesaria para acudir a la piscina. Los motivos que impulsan a cada deportista a practicar natación son infinitos y variados y lo que para unos nadadores puede parecer una meta sencilla o insignificante, para otros puede representar la diferencia entre la derrota más rotunda o la felicidad absoluta.

Las causas dependerán de los intereses particulares de cada uno. Algunos simplemente tendrán un acicate más lúdico y acudirán a la piscina para sentirse más vivos, para adquirir esa sensación de libertad que tanto ansían y que de otra manera difícilmente podrán obtener. En definitiva, sentirse satisfechos y felices con la actividad que realizan y que colma por completo sus aspiraciones. Otros, por el contrario, buscarán objetivos más intensos y competitivos.

Los siguientes argumentos son tan solo una pequeña muestra de algunos pretextos que acreditan nuestras necesidades de nadar. El primer grupo hace referencia a aquellos incentivos que nos impulsan a nadar y  se trata principalmente de razones de índole psicológicas, personales y sociales y que influyen de manera positiva en nuestra salud. En otro apartado incluyo otro tipo de premisas, de carácter más competitivo, de superación personal y de búsqueda de la excelencia personal. Ambos razonamientos son igual de válidos y quedaría muy satisfecho si fueran de vuestro agrado.

Razones Psicológicas, personales y de salud

  • Por placer
  • Satisfacción del deber cumplido
  • Por superación personal y colectiva.
  • Para reflexionar
  • Mejorar la autoestima
  • Estar en forma
  • Por conocer nuevos compañeros y amistades
  • Para compartir retos
  • Beneficios psicológicos y sentimentales
  • Desconectar de los problemas cotidianos
  • Por afecto, respeto y consideración de la familia, entrenador y compañeros
  • Mejorar la confianza y seguridad en tus posibilidades.
  • Comprobar que tu trabajo y esfuerzo obtienen el justo y merecido reconocimiento.
  • Palpar el apoyo incondicional de la familia, en los momentos más delicados
  • Sentirse especial e importante
  • Las natación proporciona un entrenamiento ideal y completo
  • Escuchar unas palabras de aliento del entrenador cuando las cosas vienen mal dadas que se interese por mi bienestar y por los resultados académicos.
  • Hacer realidad los sueños, aunque para lograrlo necesite entrenar a horas intempestivas o perderme la oportunidad de acudir a fiestas, o salir con los amigos.
  • Equilibrar la presión arterial
  • Mejorar los problemas de espalda
  • Disfrutar de un rato agradable con los amigos
  • Reducir el estrés.
  • Es una actividad básica para practicar otros deportes como el buceo y el surf
  • Tiene multitud de beneficios y es fácil de practicar y aconsejable para cualquier edad
  • Tonificar la musculatura
  • Quemar calorías.
  • Es una buena opción para recuperarte de las lesiones
  • Ser el más duro del barrio, el que más trabaja y se esfuerza
  • Comprobar que después de tanto esfuerzo, mereció la pena intentarlo.
  • Motivaciones económicas

Razones competitivas

  • Para vencer el umbral del dolor
  • Tener un entrenador que me corrija los errores técnicos y no cese en impulsar mi potencial deportivo.
  • El trabajo de musculación en el gimnasio,  hace sentirse más fuertes y poderosos, mejora la autoestima y eleva la confianza.
  • Una charla o mensaje motivacional del entrenador
  • Lograr metas de entrenamiento y competición.
  • Adquirir la habilidad para controlar los nervios previos a la competición
  • Ponerse en la piel de los campeones.
  • Sentir sensaciones más intensas y comprobar que eres capaz de realizar entrenamientos de gran dificultad y difícil ejecución.
  • La euforia de la victoria Adquirir la fortaleza mental suficiente para que cuando te visite la derrota, no buques excusas y abrasr la puerta a la imaginación y prepararte para nuevas victorias
  • Vencer tus límites.
  • Pertenecer a un equipo ganador, o al menos a un club, en el que el esfuerzo y la dedicación sean las señas de identidad.
  • Sentir el aprecio y el respeto de un entrenador, que no se conforme solo con tus aptitudes, que te preste la atención adecuada y utilice todos los recursos de entrenamiento y motivación necesarios para llevarte a la victoria.
  • La puesta a punto, previa a las grandes competiciones, en las que obtengas sensaciones diferentes y positivas, que surgen sin dificultad y que me proporcionan seguridad y energía.
  • Hacer entrenamientos diferentes y entretenidos
  • Practicar relevos
  • Realizar entrenamiento de fondo
  • Practicar sesiones cortas, con descansos amplios y material de apoyo.
  • Oír relatos de esfuerzo y superación, especialmente las de aquellos atletas que alcanzaron el triunfo, venciendo a la adversidad.
  • Escuchar el aplauso de las gradas repletas o la ovación de tus rivales, después de una gran gesta.
  • Para mejorar mi capacidad aeróbica
  • Disfrutar visionando las grandes hazañas olímpicas
  • Comprobar que tus compañeros de entrenamiento son capaces de lograr retos inimaginables.
  • Ver e imitar el batido subacuático de los campeones.
  • Competir en su piscina favorita y si es posible, en la calle central.
  • Ser el protagonista de la competición.
  • El placer de logar un reto difícil, que costó mucho alcanzarlo.
  • Las concentraciones con el club y el equipo nacional.
  • Obtener un éxito destacado, cuando nadie da un euro por ti.
  • Ganar por una centésima en la prueba más difícil y en la competición más deseada.
  • El momento afeitado o depilación, antes del campeonato más relevante.
  • El estímulo de las repeticiones rápidas, sin aparente esfuerzo, en el calentamiento de las competiciones principales y la sensación de poderío que generan.
  • Recuperar para el equipo la distancia de ventaja adquirida por el rival en la prueba de relevos y tocar en primer lugar la placa de llegada.
  • Disfrutar con los triunfos inimaginables e importantes de los compañeros de equipo.
  • Vivir en persona el ambiente de un gran evento
  • Nadar al lado de tu ídolo deportivo.
  • La victoria inesperada ante el rival más difícil.
  • Sentirte de nuevo capaz de alcanzar el éxito, después de una larga ausencia de las competiciones, por una lesión o enfermedad.
  • Acudir al equipo nacional.

Algunas de las conclusiones bien podrían clasificarse en cualquiera de los dos apartados. Insisto, lo principal es tener la ilusión y las ganas de acudir a la piscina para hacer realidad nuestras aspiraciones personales.

Imágen

Enrique Muñoz González de la Aleja, nadador del Club Natación Ciudad Real. Campeón de España Júnior y Absoluto por Comunidades Autónomas, Internacional y Medalla de plata en la Copa Cómen en 200 mariposa y puntal de la natación Manchega. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s