ANDY ORTEGA EN LA BATALLA DE RANDE 2015

IMG_4981

Agustín Artiles Grijalba –Champi-

Si te encuentras en Las Palmas, paseas tranquilamente por el Parque Romano y de repente ves a un tío corriendo con los pantalones cortos subidos hasta el pecho y sin camiseta, que incluso grita tu nombre, no te preocupes, es Andy

Si hubo un nadador con el que me haya reído y disfrutado, fue con él. Si hubo también alguien que me haya dado más guerra en los entrenamientos y competiciones, por supuesto que fue él, pero si en un momento determinado de su trayectoria deportiva se propone realizar el reto de su vida, por difícil que este parezca,  no dudaré en escucharle.

¡Seguro que me sorprenderá!.

Cuando hace varios meses me contó su proyecto y me pidió que le entrenara no podía salir de mi asombro. Andy pura velocidad y potencia quería realizar el reto de su vida, una prueba de ultra fondo de más de 30 km y en las condiciones más difíciles, quería prepararla con la suficiente antelación y para ello no dudaría en hacer lo necesario para lograrlo.

Este fin de semana en Vigo ha dado un paso de gigante en su largo camino y ha demostrado con creces que su bendita locura es factible. Ha participado en una travesía de 27 km, sin neopreno y ha salido victorioso.

Estoy muy orgulloso de él y me gustaría compartir con vosotros su experiencia, relatada por él mismo con la intención de valorar y homenajear como merece su actuación.

Andy, si hay un nadador capaz de sacarme una sonrisa en momentos delicados eres tú, te estimo y agradezco tú confianza, descubrir que puedes alcanzar lo que te propongas depende tan solo de ti, de tu ambición deportiva y de tu talante.

Te felicito por tu conquista y agradezco tu dedicatoria de la bandera, que me ha encantado, eres un ejemplo de superación para todos y especialmente para tu hijo, que debe estar orgulloso por tu logro y te animo a seguir en tu línea de trabajo para alcanzar tu sueño deportivo, a priori inalcanzable y que cada vez tienes más cerca.

rande

ANDY ORTEGA

Vigo, 4 de julio de 2015, 7:30 a.m. Reunión de nadadores en la explanada del muelle para coger el barco que nos lleva a las islas Cíes.

Lluvia débil, pero constante y unos 18 grados de temperatura ambiente nos acompañan en el recorrido. No vemos las islas por la niebla tan densa que hay, la previsión es que estemos así hasta mediodía.

Llegamos al muelle de Rodas y los 4 nadadores que vamos sin neopreno nos preparamos, me unto a conciencia con la mezcla de vaselina y lanolina, cojo mi material, gafas, gorro, barritas y geles y bajo a la arena. Caliento un poco en seco, me pongo el gorro y toco con los pies el agua y compruebo que efectivamente está fresca, 16º. 27 kilómetros nos quedan por delante.

Nos dan la salida y en seguida veo que una chica y yo tenemos un ritmo parecido, por lo que decido nadar con ella. Los primeros 3 kilómetros vamos algo rápidos, a 14 min/km, es ella la que marca el ritmo y yo la sigo. A partir del km 4 aflojamos algo y vamos más cómodos, pero la corriente en contra nos frena bastante y tenemos que volver a esforzarnos, levanto la cabeza y no veo donde está la ría, hay tanta niebla que no se ve tierra ni delante ni detrás, por lo que sigo la dirección que me marca mi kayac.

 La primera parada la hacemos a los 45 minutos, lo justo para tomar un gel y beber algo, no podemos estar mucho tiempo parados porque el agua está bastante fría. luego seguimos haciendo paradas cada media hora, todas cortas, solo recuperar un poco y seguir nadando rápido.

 Poco a poco avanzamos hacia adentro, la lluvia para y la niebla se va disipando, ahora ya vemos algo de paisaje a la izquierda, pues estamos nadando en el lado norte de la ría. Llegan las primeras bateas, estructuras enormes donde se cría el mejillón y las pasamos por el centro, esquivándolas, por esta zona oigo silbidos y me imagino que me están animando. Cuando llego a meta me entero de que eran los delfines arroaces, que nos iban siguiendo y seguro que nos animaban a seguir.

Sigo muy concentrado, nadando sin parar y esperando a que me adelantara alguno de los nadadores con neopreno, pero el tiempo pasa y no nos coge nadie. Llegamos al puente de Rande, quedan menos de 5 kilómetros y la isla de San Simón ya está a la vista, todo marcha sobre ruedas y justo en este momento el cuerpo se me viene abajo, me quedo sin fuerzas, como vacío de energía y mareado, esa sensación que tantas veces he tenido durante los entrenamientos, esos tantos entrenos que he tenido que dejar a medias cuando me he sentido así. Le pido avituallamiento a mi kayac y no le queda, pienso que no voy a tirar la toalla, en ese momento en mi cabeza suena su voz, oigo a Champi animándome y no quiero decepcionarle.

Cuando quedan 3 kms mi compañera aprieta, parece que me quiere dejar atrás y por un momento lo consigue, pero ya tengo a Champi en mis pensamientos, me pego a ella, la sigo a rueda y a falta de 500 metros me pongo a su altura, nadamos en paralelo hasta la rampa del muelle de la isla de San Simón, llegamos juntos, nos damos la mano y subimos hasta el arco de llegada. 6 horas y 53 minutos duró nuestra aventura. Reto conseguido.

DETALLES DE LA PRUEBA

Nadadores inscritos: 47 – 4 de ellos sin neopreno

Empiezan: 41

Terminan: 37

Distancia: 27 kms

Temperatura del agua a la salida: 16º

Temperatura del agua a la llegada: 18º

Salida del grupo sin neopreno (4 nadadores): 9:20

Salida del grupo lento (9 nadadores): 9:25

Salida del grupo medio (14 nadadores): 9:55

Salida del grupo rápido (14 nadadores): 10:35

Salida desde el muelle de Rodas en las Islas Cíes (Vigo)

Llegada en la Isla de San Simón (Redondela)

Imágen

http://www.farodevigo.es/deportes/2015/07/04/san-simon-recibe-heroes-batalla/1272307.html

Anuncios

One thought on “ANDY ORTEGA EN LA BATALLA DE RANDE 2015

  1. Coincidí con él este fin de semana en Vigo. Me lo presento mi mujer que había estado hablando antes con él.

    Yo no sentí frío pero si fresco en algún momento y eso que iba con traje y , me acorde de los que iban sin traje y lo que estarían agradeciendo que el agua no estuviese helada.

    En la llegada varios me comentaron que viendo llegar a Andy y Minerva fue un placer. Iban tan acompasados que parecían compañeros de entreno desde hace mucho tiempo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s