LA SOLEDAD DEL ENTRENADOR

Agustín Artiles Grijalba –Champi-

image40

la soledad del entrenador deportivo es un tributo que debemos pagar por nuestra labor. Estaría bien comprender que el técnico no es un ser supremo, ni muy diferente al resto de los mortales y sí un profesional que se prepara concienzudamente para lograr el mejor rendimiento de sus atletas, que desea ante todo ganar, aunque solo sea porque en ello le va su puesto de trabajo, que aspira a tener éxito como el resto de las personas y que siente y padece similares sensaciones que los demás profesionales cuando las cosas vienen mal dadas.

En esos momentos de frustración, el entrenador a menudo se convierte en el origen de todos los males, el causante de todas las desdichas y el muro infranqueable en donde se depositan toda la ira, lamentos y desilusiones. Sin embargo, es curioso comprobar cómo estas reflexiones que expongo no tienen el mismo valor al cabo de unos días o semanas, cuando por diferentes circunstancias se obtiene un resultado que parece inalcanzable y que nadie se espera. Entonces el decorado es otro, el técnico que hace unos días era un inútil, volverá de repente a ser ensalzado como si un Dios se tratara y los abucheos y las palabras malsonantes viajarán de escenario y protagonista.

Creo sinceramente que nuestro cometido está poco reconocido laboral, social y económicamente como muchos otros y nosotros/as tenemos también parte de culpa con nuestra actitud, ya que en determinadas circunstancias nos atrevemos a lanzar piedras sobre nuestro propio tejado, desacreditamos la labor de nuestros compañeros por celos o envidias, sin darnos cuenta realmente del daño que hacemos con ello al deporte y a nuestra credibilidad.

Sin embargo sería injusto meter a todos en el mismo saco, nada más lejos de mi intención. Creo sinceramente en la profesionalidad de los técnicos, en su dedicación, responsabilidad y empeño, aquellos que ejercen la actividad que más les apasiona, que viven con fervor los éxitos de sus nadadores y compañeros y que cuando vienen mal dadas son capaces de poner buena cara  a las adversidades y sacar a relucir al exterior todo el coraje y sabiduría que llevan dentro, para superar los contratiempos y lograr el mejor rendimiento

Imagen

http://echaleku.es/soledad-del-empresario-emprendedor/

Anuncios

One thought on “LA SOLEDAD DEL ENTRENADOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s