CALENTAMIENTO ABARROTADO, UNA SITUACIÓN HABITUAL

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Día de competición.

Cuando solo hay una piscina disponible para calentar y está saturada de nadadores

Preparas con antelación el material necesario para la competición. Introduces en la mochila los gorros, gafas y bañadores y todas tus ilusiones. Te preocupas de llevar la ropa adecuada para después del calentamiento, las bebidas isotónicas y todo aquello que puedas necesitar durante el campeonato. Te levantas temprano, desayunas como debes y acudes con la antelación suficiente a la instalación en la que se celebra el evento. Te espabilas, estiras fuera del agua, saludas a los amigos y rivales e inicias la rutina de precalentamiento.

Sigue leyendo