ENTRENADOR, YO SOY ESPALDISTA. ¿POR QUÉ TENGO QUE NADAR BRAZA?

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Tiene tan solo 13 años y ya tiene claro que es espaldista. Le gusta también nadar las pruebas de libre, pero considera que la braza y la mariposa no son sus estilos más fuertes. Dentro de  20 días se celebrará un control para alcanzar mínimas territoriales y el entrenador decide inscribirle en dos pruebas diferentes a las habituales. Competirá en 400 estilos y 200 braza, cuando él prefiere hacerlo en 200  espalda y 100 libre, en donde se siente más cómodo y seguro

El nadador se lleva las manos a la cabeza y le pregunta al técnico

¿Entrenador, Por qué tengo que nadar esas pruebas, si yo soy espaldista?

Aprender la técnica correcta de los estilos y competir en todo tipo de pruebas no solo tiene sentido, es muy necesario en la planificación del entrenamiento del nadador,  especialmente en nadadores de grupos de edad, por numerosos motivos. Los siguientes no son los únicos, pero sí muy evidentes:

  • Ampliarás el abanico de posibilidades para un rendimiento óptimo
  • Serás más versátil y un nadador más eficiente
  • Las sesiones de preparación serán más entretenidos y sugerentes. No te gusta entrenar distancias largas, te aburre. Hacerlo cambiando de estilos, te hará el objetivo más ameno y agradable y de paso potenciarás tu capacidad aeróbica
  • Uno de los grandes objetivos en la preparación de un nadador joven consiste en el trabajo, fortalecimiento y desarrollo global del cuerpo en los cuatro estilos de competición, en agua y en tierra. Un impulso combinado y dirigido a potenciar el rendimiento, atendiendo a las necesidades musculares y a los movimientos que requiere cada estilo, en una etapas en las que se que se debe huir de lo específico, a cambio de esfuerzos más genéricos, que integren toda la musculatura
  • Todos los estilos no tienen el mismo gasto energético. Algunos de ellos, como la braza y la mariposa exigen un consumo mayor.  Alternar su trabajo nos invitará en algunos casos a controlar los esfuerzos excesivos que conllevan, y reducir posibles molestias y riesgo de lesiones, por su uso excesivo. En otros casos, lo contrario, hacer un trabajo más intenso, que obligue al deportista  a no acomodarse, incrementar la carga y dar un impulso diferente y más eficaz al rendimiento del nadador
  • El trabajo de los cuatro estilos, coordinado con una preparación en seco, más prudente y segura, ayudará a prevenir lesiones y evitar desequilibrios musculares
  • Permitirá superar periodos de estancamiento con mayor facilidad
  • Un mayor control y capacitación del ámbito acuático

 Si estás fuerte en mariposa, lo estás en el resto de los estilos

Paul Wildeboer

Imágen

La nadadora Andaluza, Alba Vázquez ( C.N Colombino), Campeona del mundo Júnior de 400 estilos y subcampeona en 200 estilos, entrenada por Xavier Casademont, presente y futuro de la natación española

https://www.diariocordoba.com/noticias/deportes/alba-vazquez-suma-nueva-medalla-mundiales-junior-natacion_1319528.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s