NATACIÓN. ¿DEPORTE DE INCONFORMISTAS Y PRIVILEGIADOS?

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Nadadores, me pregunto cómo vamos a confiar en vosotros si no sois capaces de respetar  las normas. Si en vez de ir todos a beberos unas cañitas al bar, pretendéis meteros varios en una calle de la piscina y nadar de un extremo a otro vigilando una raya.

¿Estáis locos? Eso sí que contagia

Menudos quejicas estáis hechos, siempre con la misma matraca. Es que no confiáis en nosotros. Es que nos tenéis manía. Bla, bla, bla. Lo que tenéis que hacer es quedaros en la cama tranquilitos y no tener el mal gusto de levantaros de madrugada, tan solo para intentar nadar más rápido. Encima queréis nadar dos veces.

¡Mira que sois egoístas.!

Por si no fuera suficiente desfachatez, también queréis tener más calles para entrenar y en horas razonables. Lo siguiente que pediréis ¿qué será, nadar tres o cuatro por calle en una piscina de 25 metros?. Sí, hombre y qué más. Menudo rostro. Luego encima diréis que sois buenos compañeros y que con todos estos medios no podéis ganar medallas olímpicas.

Pues va a ser que no. Mejor de  8-11 de la noche. 10-15 por calle, bien apretaditos y todos contentitos

Sigue leyendo