SI NO NOS VA BIEN, AL MENOS APRENDEREMOS UN IDIOMA

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Vaya por delante que el siguiente texto es tan solo una reflexión sobre una realidad que nos atañe y que todos los años tenemos que afrontar, aunque a veces no nos agrade, cuando algunos de nuestros nadadores marchan a entrenar a otros países, generalmente a USA, con la sana intención de poder compaginar mejor educación y preparación, con un contundente recurso

“Si no nos va bien deportivamente, al menos aprenderemos un idioma, entrenaremos junto a los mejores y viviremos grandes experiencias ”

Nadadores que eligen la opción de marcharse, simplemente porque ven en ella la mejor posibilidad de satisfacer sus necesidades deportivas y académicas, aún a sabiendas de que en nuestro país y con nuestro técnicos obtuvieron grandes resultados que ahora les permiten obtener una beca.

Opción tan loable como la de los deportistas que eligen quedarse porque aquí se encuentran a gusto en su entorno familiar y son capaces de brillar al más alto nivel, a pesar de los condicionantes. 2 opciones, diferentes maneras de ver y sentir las cosas, igual de respetables, con un deseo y nexo en común,

Que la natación española salga beneficiada y sea más poderosa

13 años, primera medalla en un nacional alevín, promete. 16, internacional Infantil, menudo crack. 18 años, el crack que tanto promete quiere ir a la universidad, seguir entrenado al máximo nivel, en un entorno deportivo y académico más competitivo y privilegiado. Justo lo que ha soñado y tanto le gustaría.

Si cree que no encuentra en el país las facilidades que busca, si entiende que existe una descoordinación entre las estructuras técnicas y académicas, que le perjudica, si las cargas de entrenamiento y la presión competitiva son lógicamente mayores, es normal que se preocupe y desmotive por no poder realizar al máximo nivel su actividad deportiva favorita y se pregunte qué es lo que más le interesa.

Siente que es el momento de tomar una decisión drástica y atrevida para seguir adelante y poder conciliar formación y entrenamiento, que seguramente en algunos casos no nos guste ni estemos de acuerdo con ello. Probablemente en algunos casos, por no ser capaces de ponernos en el lugar de ellos y de semejante decisión.

Una historia que se repite una y otra vez, un éxodo cada vez más frecuente. Una responsabilidad de todos y una cuestión por la que no quiero ni debo posicionarme, al tratarse de una decisión estrictamente personal y familiar.

 

Imágen

https://www.kentdenver.org/athletics/teams-schedules/girls-athletics/swimming

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s