LESIÓN, LA PESADILLA DEL DEPORTISTA

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Hace un par de meses que logró dos marcas mínimas para su primer campeonato nacional infantil. Sus padres compraron rápidamente los billetes de avión para él, los otros tres miembros de la familia y reservaron las habitaciones de un hotel cercano a la piscina. Nuestro protagonista está impaciente de que llegue la fecha, quedan tan solo 13 días para el evento y ese fin de semana tiene que competir en el campeonato regional. Nadará cuatro pruebas individuales, más otras tres de relevos, claves para la clasificación final por equipos.

Comienza la competición, las dos primeras carreras y uno de los relevos fueron todo un éxito. Mejoró claramente sus mejores registros personales y por si no fuera suficiente mérito, logró junto a sus compañeros de club el primer puesto en el relevo 4×200 libre, batiendo de paso el record de la comunidad. Sin embargo, en la prueba de 50 libre un despiste le juega una mala pasada en la salida. Reacciona tarde y aunque nada con enorme determinación, llega en sexta posición, muy alejado de su gran objetivo, luchar por el primer puesto. Se gira, mira el marcador electrónico y se le viene el mundo encima.

Abatido y enfadado, pierde el control y pega un puñetazo al panel de llegada y ahí da comienzo una reacción en cadena. Se ha lesionado y ya no podrá competir más en el campeonato autonómico. De paso, su equipo se verá privado de uno de sus mejores nadadores y un buen puñado de valiosos puntos, vitales para la clasificación final por escuadras. Pero lo peor está aún por llegar, con toda seguridad no podrá participar en su primer nacional, con el considerable perjuicio económico para sus allegados que tenían los billetes comprados y una parte de la reserva de hotel, pagada. Su peor pesadilla ha comenzado

Sigue leyendo