EL MANUAL DEL CAMPEÓN

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

Soy un campeón.

Tropiezo, mee levanto, siguen adelante.

Caigo,, lo intento de nuevo, vuelvo a fallar.

Empujo, me esfuerzo y cuando apenas puedo más,

otro pasito, otro intento.

Lo voy a lograr

A menudo pensamos que los campeones mundiales y olímpicos no tienen bajones, ni sufren momentos de indefensión. Imposible imaginar que nadadores de la talla de Adam Peaty y Katie Ledecky por poner un ejemplo, pudieran estar desmotivados.

¿Estamos locos?

Eso no puede ser verdad..

Pues sí, lo es. La realidad, aunque parezca increíble es bien distinta.  Los campeones sienten como nosotros y reciben palos una y otra vez. Lo que les diferencia del resto de atletas es que tienen duende, cuando se caen se levantan de inmediato y deciden seguir adelante hasta lograr la victoria.

Los siguientes rasgos son algunos  de tantas que les definen. No son las únicos y seguramente algunas de ellos no coincidirán. Cada deportistas es un mundo, pero sí creo que la mayoría de las que enumero les distingue:

Los campeones son unos cabezotas y unos impostores. Se empeñan en hacer cosas que otros no se atreven

 

Imágen

Missy Franklin

https://sportsretriever.com/stories/usa-swimming-olympic-women/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s