¿DE VERDAD NADARÉ EL 4X100 LIBRE?

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

 “Michael conoce lo que se necesita para nadar el relevo de 4×100 libre. Sabe que tiene que nadar muy rápido el segundo 50 y marcar la diferencia a partir del viraje, como quien mete un triple en el último minuto de un partido de baloncesto”.

“Bob Bowman”

Los técnicos de la selección americana de natación no lo tenían claro aquel día y dudaban  a quién lanzar como cuarto relevista del 4×100 libre de Río 2016. Michael Phelps hacía mucho tiempo que no competía en el hectómetro libre y,  aunque no era su mejor prueba, poseía en su palmarés el segundo mejor crono de la historia de la natación de Estados Unidos hasta el momento, solo superado por los 47.33 logrados por Dave Walters en los mundiales de 2009, en pleno apogeo de los bañadores mágicos.

Phelps ya tenía 31 años, su preparación se había hecho más específica y estaba centrada en la prueba de 100 mariposa. Su volumen de trabajo era claramente inferior al  que venía realizando en años anteriores y el trabajo de preparación física en tierra, así como el de velocidad e intensidad de las series y repeticiones eran en esos momentos los verdaderos protagonistas de su preparación.

“Si Phelps está veloz en mariposa también lo está en libre y ahora está muy rápido”

-Bob Bowman-

Sigue leyendo