AQUEL FIGURA EN CIERNES YA NO DESTACA NI UN VIERNES.

Agustín Artiles Grijalba -Champi-

La natación nace del deseo de unos padres que llevan por primera vez a su hijo a una piscina para que aprenda a nadar y disfrutan orgullosos de sus primeras brazadas. De la cara de satisfacción del retoño cuando tiempo después se cuelga su primera medalla corre radiante de júbilo a los brazos de los padres y su mayor aspiración es enseñar semejante conquista a los abuelos.

Emerge también de la opinión del monitor del niño, que saca pecho y presume de sus enseñanzas, te recuerda que fue él/ella quién le enseñó a  nadar y  no duda en vaticinar que tiene madera de campeón y deberíamos apuntarle de inmediato a natación de competición

Sigue leyendo