CONQUISTAR O PROTEGERTE, QUEDARTE INERTE O INVERTIR EN TU FUTURO

Agustín Artiles Grijalba -Champi

Hoy es tu primer día de entrenamiento en la piscina, ya eres nadador. A partir de ahora cualquier acción que realices aportará y dejará rastro en tu vida y por consiguiente en nuestro deporte.

No se te pedirá necesariamente que seas como Caeleb Dressel ni que compitas como Katinka Hosszú, aunque sería genial y nos enfadaríamos por ello. Es posible que haya ocasiones que te califiquen por la calidad de tus marcas, pero hay un requisito firme e incondicional que tendrás que cumplir,

Si quieres ser nadador lo de menos será el estilo que nades, la distancia en la que destaques, incluso que tus condiciones naturales no pudieran en principio parecer las más apropiadas, pero deberás entrenar y dar siempre lo mejor de ti mismo.

Habrá momentos en tu trayectoria deportiva que escapen tu imaginación, instantes  en los que no te atrevas a surfear la ola correcta y prefieras quedarte en la orilla, situaciones en los que tendrás que decidir si te merece de verdad la pena asumir el esfuerzo y el riesgo que conllevan tus sueños.

Sigue leyendo